“Las Almas Grandes No Tienen Uso Para Sí Mismas”

February 11, 2018 | Author: Anonymous | Category: N/A
Share Embed Donate


Short Description

Download “Las Almas Grandes No Tienen Uso Para Sí Mismas”...

Description

“Las Almas Grandes No Tienen Uso Para Sí Mismas” Los Mensajes de Don Jesús T. Piñero para Nuestros Tiempos Por Héctor Luis Acevedo Fundación Muñoz Marín 18 de abril de 2007 No hay castigo como el olvido. En particular para un político que sirvió sin remuneración ni recompensas a la vista. Hoy, al celebrar el ciento diez aniversario del natalicio de Don Jesús T. Piñero, se corrige en parte esa injusticia. Puerto Rico necesita hoy más que nunca hacer justicia al recuerdo de sus grandes hombres y mujeres y a sus logros de pueblo, por justicia para ellos y por justicia y esperanza para nosotros; porque cuando un pueblo tiene épica y orgullo en su quehacer, supera retos, enfrenta peligros y se crece sobre estos fruto de su ser y de su talento. Un pueblo derrotado en su estima propia no crece y no triunfa. Nosotros tenemos héroes y tenemos épica y sobre ella vemos el futuro con optimismo y confianza porque sabemos de dónde venimos y quiénes somos y por ello el deber del recuerdo nos lleva al recuerdo del deber de cumplirle bien a Puerto Rico. Cumplimos hoy con el deber de la gratitud a quienes dieron lo mejor de sus vidas a causas comunes en vez de las propias. Cumplimos también el deber de ofrecer ejemplos de entrega y dedicación que sirvan de motivación a las generaciones que han de construir mañanas. ¿Qué mensajes nos brinda el Gobernador Piñero para nuestros tiempos? En tiempos de egoísmos Piñero nos invita a la generosidad. En tiempos donde se define el éxito por el dinero, Piñero nos enseña que hay valores superiores a los económicos. En tiempos de cinismo, Piñero nos recuerda el valor de los ideales y de fundir una vida entera en su lucha. En tiempos de protagonismos, Piñero nos recuerda el trabajo en equipo y el valor del trabajo sin esperara nada a cambio. En tiempos de déficit, Piñero nos brinda el regalo del ejemplo de cómo superarlos con buena administración y conciencia de lo que gastamos. En tiempos donde se busca audiencia con violencia verbal, pues se dice que “el insulto es lo que vende”, Piñero nos recuerda que hay gente que no se vende al insulto y que ha habido y tiene que haber espacio en nuestra política para el debate de altura y educar a través de su quehacer. En tiempos de lealtades al presente y a lo inmediato, Piñero nos

2

recuerda las lealtades al futuro y el ejemplo de una generación que en vez de consumirse todos sus recursos, invirtió gran parte de ellos en abrirles caminos a las generaciones que no votan, pero que son el mañana. En tiempos de grandes dudas sobre nuestra gobernabilidad, Piñero nos brinda el ejemplo de buena gerencia pública, lealtades a los más necesitados y entrega a Puerto Rico. En tiempos de confusión, Piñero y su ejemplo nos despeja el espíritu y abre un amanecer de esperanza. Comparece a nuestro mundo Don Jesús Toribio Piñero Jiménez al concluir el Siglo XIX naciendo el 16 de abril de 1897 en Carolina. Su vida transita la primera mitad del siglo XX junto a la experiencia colonial de Estados Unidos en Puerto Rico. Vive el Puerto Rico de la pobreza extrema, de la educación racionada, de las clases dominantes y dominadas. Don José Trías Monge nos aporta los siguientes datos que nos brindan el contexto humano de la época. - En 1940 Puerto Rico contaba con 1,869,255 habitantes, el 69.7% de los cuales residían en la zona rural. -Tan solo nueve pueblos contaban en 1940 con una población en exceso de 10,000 almas. -La expectativa de vida era de 45.12 para los hombres y 46.92 para las mujeres. El ingreso per cápita alcanzaba tan solo a ciento veintiún dólares anuales. Los obreros de las centrales recibían un promedio de 301/2 centavos la hora; los cortadores la mitad. El 94% del comercio de la Isla se llevaba a cabo con Estados Unidos El volumen de las exportaciones de 1931 a 1940 había sufrido un descenso. Los precios de los productos principales habían sufrido mermas considerables. El precio del tabaco en la finca era de 13.87 centavos la libra en 1940, en 1930 había sido de 23.38. El café verde se cotizaba a 12.78 el quintal en 1940, diez años antes su precio ascendía a $26.64. El precio del azúcar también había estado sujeto a fluctuaciones significativas. El precio promedio de 1930 a 1934 fue de $4.26 la tonelada en comparación con $3.72 en 1940. El por ciento de la población escolar que asistía a la escuela en 1940 era poco más de 50%, en comparación con 42.7% veinte años antes. El por ciento de analfabetismo era todavía 31.5%. La totalidad de ayudas federales a Puerto Rico en 1940, en efecto solo montaban a la cantidad de $2,994,000. Ese es el mundo en que se desenvuelve la participación de Piñero en nuestra vida de pueblo. Su familia posee amplios recursos económicos y administra fincas de caña y ganadería en el área de Carolina y de Loíza, de la parte que hoy conocemos como Canóvanas. Los huracanes azotaron la Isla sin misericordia y el huracán de la depresión

3

de 1929 nos impacto destruyendo oportunidades y llevándose consigo siembras de esperanza. Veamos una cronología de datos de su vida política que ilustran su quehacer por nuestro pueblo. En 1928 fue electo asambleísta municipal por Carolina por el Partido Republicano alcanzando la presidencia de dicho cuerpo. Como Presidente de los Colonos de Caña reclamó junto al Senador de la minoría del Partido Liberal Luis Muñoz Marín los beneficios de la Ley Costigan Jones para los trabajadores de la caña y apoya el Plan Chardón. Junto a Muñoz se dirige al pueblo de Puerto Rico mediante radio desde New York el 22 de diciembre de 1934 dando a conocer el compromiso del Presidente Franklin D. Roosevelt de proceder cuanto antes con las ayudas y con el Plan Chardón. El Presidente Roosevelt lo nombra al año siguiente miembro de la Junta de la 'Puerto Rico Reconstruction Authority' (PRRA) lo que lo distancia del Partido Republicano quien se oponía tenazmente a dicho programa. Su conciencia propia y el eco profundo del pensamiento de Muñoz, comienzan a fraguar su apoyo a medidas sociales de reconstrucción económica y social, ajenas a su condición económica. Y así, como tantas veces sucede, entre la amistad personal y la comunión de luchas reivindicatorias, ingresa al Partido Liberal y es candidato al Senado por dicha colectividad en 1936. Se une a Muñoz cuando a este lo expulsan del Partido Liberal y participa de la gestación del Partido Popular Democrático en 1938. Doña Inés nos lo describe así: "Cuando todos los que seguíamos a Luis Muñoz Marín éramos liberales populares e independentistas, él era republicano, pero nunca se lo notamos y, sin darnos cuenta, ni él ni nosotros, se fue haciendo popular. No era hombre de tribu, era hombre de patria, compatriota de todos, hermano puertorriqueño. *** “Empezó Jesús a bregar esforzadamente con las angustias del país, cuando ya conocida su devoción por servir a su pueblo de Puerto Rico, el Presidente Roosevelt lo nombró miembro del Plan de Reconstrucción Económica. De ahí en adelante no hubo quien lo separara de Luis Muñoz Marín. No he visto amor de hermano, lealtad de amigos mayor que la de estos dos hombres." En 1938 Piñero es la figura heroica de la inscripción del naciente Partido Popular Democrático. La inscripción era un proceso tedioso y dependía de jueces que estuvieran presentes para tomar los juramentos a los electores que deseaban llevar a la papeleta al nuevo partido. Muñoz describe el proceso así: “Fue una tarea perseverante y difícil. A Jesús T. Piñero le correspondió ir de pueblo en pueblo para asegurase que los electores que debían suscribir las peticiones de inscripción y los jueces que debían tomarles el juramento estuvieran presentes en el sitio y la hora indicados. Los jueces, desde luego, pertenecían a la

4

Coalición. Salvo honrosas excepciones, no ponían mayor empeño en que se les consiguiera fácilmente. Pero Jesús concertaba con el juez una cita y señalaban el viernes para certificar las inscripciones. Jesús T. Piñero traía 150 jíbaros desde la montaña. A eso del mediodía no era de extrañar que el juez telefoneara que había surgido un inconveniente que hacía necesario posponer la inscripción para otro día. Y Jesús no tenía mayor remedio que llevarse sus jíbaros de vuelta a la montaña. Desde que se fundó el Partido Popular hasta las elecciones mediaban ochocientos días. No podíamos perder ni uno solo. Vinimos a completar las inscripciones en toda la isla poco tiempo antes de las elecciones de 1940." Seguimos la cronología del jíbaro y agricultor metido a político: Jesús T. Piñero fue nominado Comisionado Residente en agosto de 1944 sin saberlo ni estar presente en la Asamblea de Ponce. Al proponer su candidatura al pueblo de Puerto Rico, Muñoz Marín se expresó en un discurso radial el 26 de octubre de 1944 de la siguiente forma: "Desde las cabañas más humildes en los montes más apartados en Puerto Rico, hasta el Capitolio de Washington, la figura moral de Jesús Piñero ha estado haciendo su obra eficaz, modesta, alta, sin presunciones y sin flaquezas por la gente sencilla de Puerto Rico que tanto se parece a él en su hombría de bien, en su magnífica humildad cristiana, en su devoción por la causa de la justicia. La misma figura moral que arma de confianza al campesino en su bohío, desarma la hostilidad de los que por ignorancia de nuestros problemas, son opositores de nuestra causa en Washington. “El mismo evidente desinterés que captura el afecto de los niños, a los que él lleva películas instructivas, y de los hombres del campo a los que lleva palabras de aliento y claridad, ese mismo evidente desinterés, abate prejuicios y crea mejor entendimiento en las altas esferas del gobierno de Washington. La misma inconfundible altura de miras que ayuda al campesino a ser amigo de su propia justicia, ayuda al funcionario encopetado de Washington a dejar de ser enemigo de la justicia de ese campesino o a convertirse en un amigo más eficaz, si era antes amigo, de esa misma justicia del campesino. Jesús Piñero es la más alta expresión que yo conozco, de desinterés en la vida pública." En sus Memorias, Muñoz lo describe así: "Era agricultor de caña de la región Carolina y Loíza, hombre de conciencia social y humanitaria, desprendido de toda ambición personal. Era lo contrario de un buen hombre, era un hombre bueno. Bueno de verdad." 2. El Gobernador Tugwell le expresó al nuevo Presidente Truman su deseo de retirarse desde mediados de 1945. El Presidente Truman le pidió mantenerse en su

5

puesto, a pesar de una intensa campaña en su contra de elementos conservadores del Partido Demócrata en el Congreso y en Puerto Rico. 3. El Senador Dennis Chaves de Nuevo México recomendó el 11 de agosto de 1945 al General puertorriqueño Pedro del Valle para el puesto de gobernador. Del Valle era un héroe militar de la Guerra del Pacífico que finalizaría el 3 de septiembre de dicho año. 4. El Juez Presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico Don Martín Travieso fue recomendado para el puesto de gobernador por los “Continental Americans” de Puerto Rico y logró una entrevista con el Presidente Truman el 19 de octubre de 1945. 5. En enero de 1946 un Memorando Interno de Casa Blanca formula la política pública de designar a un puertorriqueño como gobernador. 6. El Presidente del Partido Demócrata y “Postmaster General” de Estados Unidos Robert Hannegan, se opone se nombre a un puertorriqueño como gobernador, y menos a un funcionario electo. Nomina varios ex gobernadores de Estados Unidos y a diferentes funcionarios. Se opone al nombramiento del General del Valle, alegando conflictos de intereses con su alegada vinculación con las centrales azucareras. La real razón era que el Partido Demócrata, al igual que los senadores, sabían que luego que se nombrase a un oficial electo, el paso siguiente normalmente sería la elección del mismo, lo que los dejaría a ellos fuera de toda influencia o poder sobre dicha posición. En eso tenían razón. 7. El Presidente Truman mantiene su intención de nombrar a un puertorriqueño y entrevista al General del Valle el 19 de febrero de 1946. 8. El Secretario Interino del Departamento del Interior Oscar Chapman convence el 20 de febrero de 1946 a Piñero de ser nominado para gobernador pues es inminente el nombramiento del General de Valle y para detenerlo necesita proponer un candidato. El Gobernador Tugwell respalda a Piñero. El 21 de febrero de 1946 del Secretario del Interior Interino de Estados Unidos, Oscar Chapman le escribió al Presidente Truman recomendando a Piñero para gobernador en estos términos: "As legislator and Resident Commissioner he had to work closely with leaders of the Popular Party and yet has demonstrated that there is no danger of his becoming a rubber- stamp governor. His pleasing personality and keen intelligence

6

has won him many friends in Congress and in the Federal Departments which would stand him in good stead as governor.” 9. Muñoz Marín respalda a Piñero para Gobernador y se opone al nombramiento del General del Valle diciendo: “The appointment of a mere Puerto Rican, such as General Del Valle, would be meaningless to us. We are interested in the democratic significance of policy. We would rather have, if it came to that, a liberal chinaman than a reactionary Puerto Rican.” 10. El Presidente Truman detiene la nominación del General del Valle, y luego este pide que retiren su nombre de ser considerado por haberse dilatado su nombramiento. 11. El Director del FBI Edgar Hoover rinde un informe negativo sobre el entonces Comisionado Residente Piñero por alegadamente este tener tendencias comunistas. !Increíble pero cierto! 12. El nuevo Secretario del Departamento del Interior Julius Krug y Muñoz Marín tiene reunión el 5 de junio de 1946 con el Presidente Truman ante quien tiene agria discusión sobre el nombramiento de Piñero. El Secretario Krug se opone a que se nombre a un oficial electo pues disminuiría la autoridad federal y provocaría un conflicto de lealtades del Gobernador entre el Presidente y el electorado que voto por él. 13. Ante el impasse Muñoz Marín, en adición a Piñero, propone para gobernador el nombre de Esteban (Chilo) Bird, profesor de economía y Vice-Presidente del Banco de Ponce. El Presidente no considera aceptable esa nueva opción. 14. El Partido Demócrata mantiene su oposición al nombramiento de Piñero como gobernador y propone nuevos candidatos al Presidente. Recomienda como última alternativa, si se va a nombrar a un puertorriqueño, al Juez Travieso. 15. El Departamento del Interior entiende hay un impasse de fuerzas y recomienda buscar candidatos no recomendados. Consideran al Juez Asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico Cecil Snyder para ser designado como gobernador. El Juez Snyder había sido el Fiscal Federal que procesó a Don Pedro Albizu Campos en 1936. Era amigo de Don Luis Muñoz Marín y de su programa de gobierno. Luego fue nombrado Juez Presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico. 16. El 10 de julio de 1946 a la 11AM el Presidente Truman le ofrece el puesto de

7

gobernador a Dillon Myer quien trabajaba en el Departamento del Interior a cargo de “War Rellocation Authority”, o sea los campamentos de concentración de japoneses americanos que se establecieron en la Segunda Guerra Mundial en la costa oeste de Estados Unidos. 17. El Sr. Dillon Myer declina la nominación días después. El Gobernador Tugwell enfatiza su respaldo a Piñero y la prensa cuestiona al Presidente sobre el tema ante la vacante inminente del puesto de gobernador. El Gobernador Rexford G.Tugwell le escribe al Secretario del Interior Julius Krug, quien originalmente se había opuesto a Piñero, recomendándole una vez más al Comisionado Residente Piñero y expresándole: "I don't know if you have had a chance to size up his qualities, but he is very steady and determined, not easily influenced where matters of principle are involved and I am sure he will put up a stiff kind of resistance to political pressures, which of course, is the great danger in having a Puerto Rican as governor. Besides, I think the fact of his having been elected for the second most important position in Puerto Rico by the people is, at present time, no inconsiderable advantage. “As far as I am concerned, this would be the choice which would make me feel that the work we have begun in Puerto Rico would be most likely to go forward." La Asamblea Legislativa de Puerto Rico aprueba resolución 54 a 3 respaldando a Piñero. El Secretario Krug ante la situación de Myers, la renuncia inminente de Tugwell y la ausencia de un consenso, se revoca y respalda la nominación de Piñero. 18. El 25 de julio de 1946 el Presidente Truman designa a Jesús T. Piñero Gobernador de Puerto Rico. 19. El 3 de septiembre de 1946 jura como gobernador Jesús T. Piñero ante el Juez Martín Travieso. ¡Qué ironía! Jurar ante el Juez Travieso, su competidor y ante el Secretario Krug su objetor. El Presidente Harry S. Truman envía un mensaje, que precisa con mucho sentido la delicada situación de las lealtades compartidas así como el compromiso de desarrollos políticos futuros, diciendo: “Your inauguration is perhaps the most significant in the history of Puerto Rico, for it marks the first time a governor has been so closely

8

representative of both of the people of the United States and of the people of Puerto Rico. The confidence and support which is offered you by all the citizens of the United States, both in the mainland and Puerto Rico must be a source of great satisfaction as well as an inspiration to you. I am certain that events will prove that confidence and support amply justified. “Puerto Rico has come a long way since 1898. Much remains to be accomplished, and I am hopeful that working together we shall see progress along those lines in the next few years.” Muñoz describió el evento histórico con profunda sabiduría y elocuencia con estas palabras: “¡Y qué ejemplo tan hermoso! ¡Qué símbolo tan significativo, pone ante nosotros el destino en este día figura de Jesús Piñero, que no quiso ser gobernador, que no quiere ser gobernador y ¡que es el primer gobernador puertorriqueño!; que no tiene intereses, ni vanidades, ni ambiciones ni negocios en la vida pública, ¡y que es el primer jefe ejecutivo con el respaldo previo de la confianza de nuestro pueblo! ¡Que la actitud de Jesús Piñero sea la de cada puertorriqueño! *** "La libertad es responsable. El esclavo no es responsable. El hombre profundamente libre es el albacea responsable de su propia libertad. *** "Las almas grandes no tienen uso para sí mismas. Las almas grandes no tienen uso personal. Tienen uso representativo de los propósitos desinteresados y creadores a los que su propia luz las dedica. Así es el alma de Jesús Piñero. Úsela el pueblo de Puerto Rico. No permita que nadie la malgaste en el embrollo fútil de pequeñeces. Úsela el pueblo de Puerto Rico en la brega grande que hay que hacer, en la batalla grande que hay que ganar contra la miseria y por la libertad.” 20. El 27 de abril de 1948 el Gobernador Piñero protesta ante el Presidente actuaciones unilaterales de la marina en Vieques. El Presidente Truman entiende que Piñero tiene la razón y le ordena al Navy solucionar el problema. Veamos los datos que contribuyen a entender su aportación a Puerto Rico como gobernador desde el 3 de septiembre de 1946 al 1 de enero de 1949:

9

I-La expectativa de vida de los puertorriqueños sostuvo un salto histórico en menos de diez años. En 1940 era de 46 años y para 1947 ya era de 57 años. La mortalidad infantil y las muertes por malaria de redujeron a menos de la mitad durante su término. II- Piñero logró superar una crisis presupuestaria de manera ejemplar. El Gobernador Piñero encontró una situación fiscal explosiva, pues los arbitrios del ron exportado a Estados Unidos que en 1943 habían llegado a $64 millones, se habían reducido en 1945 a $33 millones y en 1948 a $2.6 millones. Estos arbitrios habían subido con la guerra y el hundimiento de los barcos que traían el 'whiskey' de Inglaterra a Estados Unidos. Ante la ausencia de ese recurso, el mercado y consumidor americano comenzó a importar y consumir ron puertorriqueño. Con el fin de la guerra se disiparon las grandes exportaciones, pues Inglaterra volvió a capturar la mayoría de su mercado. El gobierno bajo Piñero, supo enfrentar esa crisis aumentando sustancialmente los ingresos de Hacienda por contribuciones y arbitrios a la vez que bajaban los tipos contributivos y controlando los gastos. III- La gestión responsable y exitosa de Piñero como Gobernador y de la legislatura de Puerto Rico electa en 1944, en términos humanos y presupuestarios, fue clave para la aprobación por el Congreso de la Ley del Gobernador Electivo de 1947. Si no hubiesen cuadrado el presupuesto, o demostrado un rápido e indiscutible progreso social y económico, los enemigos de darle más poderes a Puerto Rico en Washington hubiesen tenido unos argumentos contundentes en nuestra contra. Piñero estaba consciente de su rol . Así lo expresó públicamente al decir: “Mi gestión transitoria entre el aviso y el hecho puede que ayude a afianzar la confianza de los demás en nosotros y de nosotros en nosotros mismos.” IV- El Gobernador Piñero y su Secretario de Hacienda Rafael Buscaglia, lograron aumentar radicalmente la base contributiva del país en medio de la postguerra. Contribuciones. Veamos: En 1945-46 pagaban contribuciones 12,804 contribuyentes aportando $18,740.00; en 1947-48 aumentaron a 16,855 contribuyentes aumentando las aportaciones $31,000.00. Estos recaudos se lograron sin aumentar tasas contributivas y permitieron allegar los recursos para mantener el gobierno cumpliendo sus responsabilidades y programas. V-En 1947 el Gobernador Piñero aprobó la Ley de Exenciones Industriales, bajo la cual se otorgaron 2,700 exenciones. Este programa había sido objetado por el Gobernador Tugwell pues representaba una invitación al capital privado sacándolo de la igualdad contributiva . La teoría de Muñoz y Piñero, con el empuje

10

de Teodoro Moscoso, partía de la teoría de que no hay igualdad en lo que no existe y no produce, ni en el desempleo. Esta ley, la cual promediaba sus incentivos de conformidad a las zonas de mayor necesidad, ha sido la pieza clave hasta el día de hoy, en promover la creación de cientos de fábricas en todos los pueblos de la isla. Sus estrategias de distribución geográfica fueron sumamente exitosas, logrando ubicar fábricas como la Baxter en Maricao, para dar un ejemplo, uno de los lugares más distantes en Puerto Rico. Esta ley ha sido copiada por muchos países en el mundo lo cual, aparte del halago, creó una competencia que redujo nuestras ventajas competitivas. Ese es el precio del éxito. VI- La Ley de Tierras de 1941 fue el corazón de la reforma agraria del Partido Popular Democrático en 1940. La misma trajo a manos del gobierno parte de la producción de las centrales . Ahora tocaba ir de la propiedad a la producción. Porque una cosa es una idea y otra es administrarla exitosamente. Muchas de las buenas ideas se ahogan en las orillas de la mala administración. Uno de los grandes logros de esa generación fue reconocer la diferencia entre el discurso sobre ideas y la gerencia de las mismas. La producción en las áreas bajo la Autoridad de Tierras aumentó de la manera siguiente: en 1946 se cultivaron 11,814 cuerdas de caña y produjeron 31 toneladas de caña por cuerda. En 1948 se cultivaron 27,822 cuerdas de caña y produjeron 38.5 toneladas de caña por cuerda. Esto redundó en un promedio de 200,000 toneladas de caña más de producción al año bajo la Autoridad de Tierras. VII- Una de las ideas experimentales de mayor profundidad de pensamiento social fueron las Fincas de Beneficio Proporcional. En este programa se distribuía entre los obreros parte de los rendimientos de la producción en adición a su salario. Se les entregaba 15 centavos por dólar devengado. En 1946 se distribuyeron $275,000 entre sus trabajadores. En 1947 se distribuyeron entre sus trabajadores $ 365,000. VIII- La Autoridad de las Fuentes Fluviales creada por el Gobernador Tugwell, tuvo un desarrollo de singular importancia tanto en la estima propia de puertorriqueño en lograr obras visibles de gran envergadura producto de mentes y de sus manos, como en tocar miles de vidas con la magia de la electricidad. Durante la Gobernación de Piñero se tomaron varias iniciativas importantes. Entre estas están las siguientes: * Fomentaron el proyecto Valle de Lajas de irrigación y producción eléctrica. * Distribuyeron entre sus trabajadores $ 105,000 entre sus trabajadores. * En 1947 financiaron $50millones en bonos de renta lo cual aumentó sustancialmente su capacidad de iniciar obras de infraestructura.

11

* Terminaron la represa de Caonillas. Brindaron electrificación rural a 6,800 nuevos hogares. IX- El programa para crear miles de oportunidades de viviendas saludables y accesibles fue uno de los programas en el cual Piñero puso su mayor empeño. Entre sus resultados está el que la Autoridad de Hogares entregó 1,397 viviendas y tenía 1,450 en construcción; el gobierno también desarrolló 2,093 solares rescatados del arrabal para 5,000 familias. En Puerto Nuevo facilitó 5,316 hogares a un precio de $3,995.00, donde se le daba preferencia a los veteranos, con cemento, puertas y cerámica de producción local. El Gobernador Piñero tenía particularmente claro que la libertad no podía ser un concepto abstracto. Por eso había expresado: “Los principios más altos es necesario enraizarlos en hechos tangibles. El ideal de la libertad, hay que hacerlo patente en términos de derechos políticos y en términos de salud, educación, seguridad social.” X- Durante su gobernación se profundizó el nivel de conciencia y apoyo a nuestros compatriotas que laboraban en Estados Unidos con declaraciones públicas, investigaciones y creando por Ley la Oficina del Departamento del Trabajo en Nueva York en apoyo del obrero migrante. XI- Entre los programas de justicia social para el trabajador que también resultaba en la creación de nuevos empleos, estuvo la Ley de doble paga por horas extras. En el Gobernador Piñero, Puerto Rico encontró un empresario con conciencia social. Uno de los hechos que le ganó el respeto de correligionarios y adversarios fue que votó a favor de toda legislación social que imponía beneficios a los trabajadores por parte de las empresas, incluyendo las propias. En su discurso inaugural ya había profundizado ese pensamiento, al expresar que: “La miseria no es nunca fundamento de la prosperidad. La prosperidad existe cuando se ha logrado abolir la miseria, cuando la riqueza que crea el esfuerzo productivo de todos, se distribuye también entre todos conforme a las más elevadas normas de justicia social.” XII- Al concluir la Segunda Guerra Mundial, Puerto Rico se confrontó con el regreso de decenas de miles de veteranos puertorriqueños ávidos de reintegrase al mundo del trabajo y la educación. El agradecimiento de nuestro pueblo a ellos, requería acciones concretas. Piñero y la legislatura, bajo el liderato de Luis Muñoz Marín, aprobaron medidas históricas para su beneficio, entre las cuales están las Escuelas de Artes Industriales, Programas de Departamento de Instrucción para

12

38,000 veteranos, la Carta de Derechos del Veterano con exención a propiedad, ingresos y arbitrios y el Programa de Préstamos del Banco de Fomento para hogares y negocios. En adición, Piñero se ocupó de facilitarles acceso a los programas de vivienda de manera preferencial. XIII-La recién creada Autoridad de Acueductos y Alcantarillados instaló 200,000 nuevos servicios durante su incumbencia, 20 acueductos urbanos y 32 acueductos rurales. Ya en su mensaje inicial él había consignado que este era “un gobierno de pobres para pobres.” XIV- El Gobernador Piñero hace los primeros arreglos para el establecimiento de la Escuela de Medicina Tropical en Puerto Rico, pues antes había que estudiar medicina fuera de la Isla. XV- El Gobernador Piñero dio una batalla campal por la creación del Aeropuerto Internacional de Isla Verde. La Marina tenía una estación de comunicaciones en ese lugar y se resistía trasladarla. Piñero insistió, y con la ayuda del Almirante Leahy, convenció al Presidente Truman, quien ordenó el traslado de Navy a Sabana Seca y así permitir el Aeropuerto de Isla Verde. Este aeropuerto ha sido una infraestructura fundamental para nuestro desarrollo. XVI- En cuanto a Vieques reclamó terrenos a la Marina y protestó vigorosamente sus acciones unilaterales en dicha Isla, acudiendo formalmente al Presidente Truman quien decidió a su favor. La visión de Piñero, de que el real mensaje de un gobierno eran “obras, no palabras”, su buena administración pública, siguiendo las pautas de Tugwell y el liderato político y legislativo de Muñoz, demostró al mundo y al Congreso nuestra capacidad de gobernarnos bien a nosotros mismos. Su personalidad amigable, desinteresada y componedora, evitando conflictos, fue pieza clave de la transición democrática. Su gobierno, libre de corrupción e intereses propios fue ejemplar. Sus palabras de que “{E}l gobierno no existe para resolver problemas personales sino para afrontar y resolver los problemas de todos” fueron un catecismo de acción gubernamental. Una de sus contribuciones fue el unir en la acción y en la palabra la política y la acción gubernamental. Su visión de la gestión política la encierra con gran precisión en esta cita: “Somos políticos. Toda obra de gobierno es de políticos y de partidos políticos. La política nunca debe ser manejo de pequeñeces. Es por el contrario el arte que nos permite contribuir con orgullo al constante mejoramiento del país.”

13

Puerto Rico fue afortunado en tener en Piñero a un empresario que entendió la política y el gobierno, y en Muñoz Marín a un político y poeta que entendió a la empresa y al gobierno. En las postrimerías de su término y luego de finalizado el mismo, asaltaron dos serias controversias con su amigo Luis Muñoz Marín. Una, sobre las relaciones con el gobierno de la República Dominicana bajo Trujillo, y otra por su amistad y relación de trabajo con el constructor de hogares Leonard Darlington Long y su petición de exención contributiva para la urbanización Puerto Nuevo. Al negarle Muñoz la exención contributiva, Long desató una campaña contra Muñoz Marín en todos los frentes, con la cual casi logró descarrilar la aprobación de la Constitución de Puerto Rico en el Congreso de los Estados Unidos. En medio de esta dolorosa situación, y quizás en parte por ella, muere prematuramente el Gobernador Piñero. Estas situaciones, junto a la escala inmensa de los gobernadores Tugwell, quien le precedió, y de Muñoz Marín quien fue su sucesor, han contribuido a la injusticia del olvido de su inmensa obra y su histórica aportación. El periodista Teófilo Maldonado, le había preguntado sobre sus logros en la Gobernación y éste había destacado el hecho de haber asistido a la Convención Demócrata de 1948 y haber votado por el Presidente Truman a pesar de todos los pronósticos sobre su derrota. Conociendo la política americana, ese acto de solidaridad no pasa inadvertido, lo que redundó en un Presidente amigo y comprometido con Puerto Rico por el resto de su término, impulsando la Ley 600 en 1950 y la aprobación del Constitución por la Ley 447 de 1952, aun cuando se atentó contra su vida. En esa entrevista también le preguntaron sobre si le gustó la gestión de Gobernador y Piñero respondió: "Me gustó en la parte que me permitió hacer labor efectiva para mejorarlas condiciones de mi pueblo, pero la gobernación ofrece un camino lleno de zarzas y de ingratitudes." El 16 de noviembre de 1952 a los cincuenta cinco años muere en este su hogar en Canóvanas. Puerto Rico guardo tres días de luto por el Patriota. Don Jesús T. Piñero es un ser indispensable en la historia de Puerto Rico. Sus lealtades a nuestra gente y a sus oportunidades lo encaminaron en una travesía de rumbos distintos al de su tradición y clase social. Sin su aportación, diferentes caminos hubiese tomado el país. Sin su carácter afable, sus relaciones personales y su historial, entendemos que los Estados Unidos y Puerto Rico no hubiesen encaminado los desarrollos democráticos propios de la

14

Ley de Gobernador Electivo 1947, de la Ley 660 en 1950 y de la Constitución de 1952. Ese período de 1945 a 1953 representa el más grande desarrollo político y constitucional de nuestra historia. Sin el liderato indiscutible de Muñoz Marín y la aportación de Jesús T. Piñero ese logro no hubiese sido posible. Solo cabe imaginar al señor Dillon Myer de Gobernador, a Rafael Arjona Siaca representando a Puerto Rico en Washington, a Albizu Campos regresando a Puerto Rico y a Muñoz Marín en el Senado proponiendo proyectos y estos siendo vetados por el Gobernador, para pensar en una encrucijada conflictiva sin precedentes y sin salidas de entendimiento. En este pueblo nuestro, de memoria corta, se requiere un acto de justicia para él. La ausencia de reconocimiento que le corresponde a Jesús T. Piñero por su aportación, son agendas de futuro para nuestra gente. Un pueblo, no puede a larga, vivir de espaldas a su historia y a la justicia del recuerdo que merecen sus grandes hombres y mujeres. El culto de lo inmediato sin saber de dónde venimos, es la invitación a desastres en el mañana. Los seres humanos como los pueblos, necesitamos raíces, ejemplos que emular, héroes para inspirar y épicas para proyectarnos al futuro. Un pueblo sin épica, sin héroes ni memoria, es blanco fácil a los vientos de ocasión. Nuestra memoria colectiva nos da sentido de pertenencia, de pasado y de futuro, y como la quilla de los barcos, evita naufragios, modera los golpes bruscos e inesperados y nos lleva a puerto seguro. Concluí la investigación del Gobernador Piñero en el Dupont Circle donde tantos sueños se forjaron. Escribí entonces lo siguiente: “Termino estas líneas donde todo comenzó, en el Dupont Circle en Washington, donde en sus apartamentos se fraguó una amistad como pocas y que germinó en tanto bien y obras para nuestra gente. Esa amistad inconclusa es un dolor que hay que superar. La vida le dio la oportunidad a Don Jaime Benítez y a Don Luis Muñoz Marín de reencontrar las verdes veredas de su amistad. “La partida tan prematura de Don Jesús Piñero nos privó de ese reencuentro. Sus hijos y familiares, así como su sobrino Luis Roberto y sobrino nieto Emilio, han sembrado esa semilla. Cuando la hija de Muñoz Marín, Victoria Muñoz Mendoza presidió el Partido Popular, designó a Luis Roberto como su Secretario General y este aceptó. Hoy la Fundación Luis Muñoz Marín la preside Emilio Piñero. Esos gestos de reconciliación y verdadero sentido fraternal inspiran el aprecio y la memoria de estos dos patriotas. “Pienso que aquí, en este parque, entre árboles y recuerdos, ambos se

15

alegran de vernos recibir inspiración en sus luchas de jóvenes, en sus logros democráticos y en la esperanza de un pueblo que aprendió a soñar y a vivir mundos nuevos, fruto de sus sacrificios y de sus lealtades para con Puerto Rico. Y desde allá, con el eco de su ejemplo, nos recuerdan que "las almas grandes no tienen uso para sí mismas"...

.

View more...

Comments

Copyright © 2017 NANOPDF Inc.
SUPPORT NANOPDF